La líder del Templo Satánico (en Arizona) celebra la medida, otros la desaprueban